Nutrición en el embarazo y la lactancia

Dr. Celso Ruiz

Aunque el bebé obtiene TODOS los nutrientes que necesita de la madre, comer bien y nutrirse no significa comer doble o más cantidad. Es necesario tener un buen régimen alimenticio y de ejercicio, tomar vitaminas con complejo B y minerales. Además, el ácido fólico es básico para el desarrollo óptimo del sistema nervioso del bebé, pero también para las demás células en desarrollo, ya que es necesario para que los órganos en plena formación realicen su función correctamente. 

La lactancia debe ser exclusivamente del seno materno durante los primeros seis meses y se puede extender hasta los dos años

Una vez que el bebé nace, la lactancia debe ser exclusivamente del seno materno durante los primeros seis meses y se puede extender hasta los dos años. Tiene que ser leche materna porque las fórmulas, a pesar de ser maternizadas, causan un aumento de glucosa en la sangre del recién nacido, esto eleva las reservas de energía que se guardan como grasa en ese pequeño cuerpo, y a más reservas más grasa, esto causa resistencia del organismo a la glucosa desde temprana edad, y a la larga esto se traduce en sobrepeso y obesidad infantil, hasta derivar en pre-Diabetes y Diabetes.

La leche materna tiene varios componentes que ayudan a la madre y el recién nacido:

Es importante saber que desde la primera hora de vida se debe alimentar del seno materno al bebé, a libre demanda, y no se recomienda establecer horarios. Hasta después de los seis meses se pueden programar los ciclos de alimentación.

 

Fuente: 5a conferencia Científica Anual sobre Síndrome Metabólico

Artículos