Mito: “La grasa se endurece si haces ejercicio"

Celso Ruiz

Mito: “La grasa se endurece si haces ejercicio": Totalmente falso, confirmado por conocimientos médicos, fisiológicos y bioquímicos, la grasa NO es un músculo, por tanto no se hace fuerte ni endurece como la masa muscular al hacer ejercicio, al comer aportamos energía, si no se utiliza se almacena en el tejido grasoso, en específico las células grasas o adipocitos, los adipocitos “crecen” o aumentan su tamaño por almacenar dicha energía; la grasa corporal tampoco se multiplica como otras células, al haber más volumen de grasa dentro de las células requieren ser nutridas de alguna forma, ocasionando que haya mas aporte de sangre.

La grasa corporal se encuentra entre la piel y el músculo, al acumular grasa se engrosa la capa de grasa y se expande la piel, tanto que puede romperse y aparecen las estrías; cuando hacemos ejercicio los músculos son los que se ponen firmes y fuertes (duros) realmente cuando “tocamos” se siente la firmeza del músculo, pero como la grasa está en medio también “apreciamos” esa dureza, es el músculo NO la grasa, si además haces dieta y ya estás gastando energía de reserva el tejido graso también se va “adelgazando” o reduciendo de tamaño, entonces, estás tocando el músculo firme y duro con una capa de gasa con menor volumen, es la misma “sensación”, no tocas grasa dura, lo que tocas es el músculo mas firme.

Al subir de peso lo primero que “sube” es la grasa del abdomen, luego de la cintura, luego de espalda y pecho, luego de la cara y cuello, luego de piernas y brazos haciéndose generalizada y más difícil de “quemar”, cuando bajamos de peso el proceso es muy distinto, hasta el momento no se puede saber que baja primero, por que no hay un tratamiento, dieta, medicamentos o ejercicios específicos para bajar una zona en particular, la baja es general, nunca selectiva excepto con ciertos procedimientos de cirugía plástica.

Artículos